Inicio Galería de Peinados

Historia de la Peluquería. La Edad Antigua (Egipto, Roma, Grecia)

Los mas habituados a leernos, recordaran que en anteriores artículos estuvimos repasando la evolución y la historia de la peluquería y las tendencias a lo largo del siglo XX (CORTES Y ESTILOS EN EL SIGLO XX ), pues bien en esta ocasión nos remontaremos a tiempos mucho anteriores,  para encontrar los orígenes registrados de la peluquería.
Estos están datados en la edad antigua, donde aparecen las primeras manifestaciones de la actividad  en el arte.

EDAD ANTIGUA 

Las características físicas y de indumentaria de cada época han condiconado toda la historia del arte. Todos los referentes figurativos representados ene el arte, escultóricos o pictóricos, se ajustan al canon de belleza del momento. Lo vemos en Egipto con las pelucas y demás complementos, o en Roma y Grecia.

Muchas fueron las mujeres que nos dejaron bustos de modelos completos de la peluqueria clásica. Desde Roma y de la mano del primer representante e “importador” de peluqueros Ticinius Menas, se crearon las primeras escuelas de peluqueria con los conocimientos adquiridos de Egipto y Grecia.

El hecho de que el imperio romano se propagara por toda Europa, permitió llegada de nuevos estilos y cortes al Mediterraneo.

(Historia de la Peluqueria ,Museo Raffael Pages)

 

 Fragmentos de geroglíficos con peinados egipcios

 

EGIPTO. Se conocen y conservan algunos utensilios como espejos, peines, navajas de afeitar, originarios de esta cultura y periodo, y datados en el 5.000 Antes de Cristo, que evidencian el interés de los egipcios por los cabellos y los peinados.
En los primero registros que tenemos, aparecen representados en sus estatuas con el cabello largo y barbas puntiagudas en el mentón.
Posteriormente, predominarán los cabellos cortos y la perilla será sustituida en los faraones y altos funcionarios por una barba artificial adherida, muy probablemente debido a la necesidad de afeitar el pelo (un hábito muy expandido tanto en niños como en adultos, hombres y mujeres de todo status y condición) para evitar la frecuente proliferación de parásitos.
Por ello las pelucas eran ampliamente usadas, pero solo las clases sociales superiores podian permitirse pelucas de pelo exclusivamente humano.

Las mujeres como norma general llevan los cabellos sujetos en la frente con una cinta y divididos con raya al medio. Uno de los peinados más frecuentes en Egipto era una peluca de cabello largo dividido en tres mechones: dos de ellos se dejaban caer a lado y lado, por detrás de la oreja y delante de uno de los hombros, y el restante colgando sobre la espalda. (+info El cabello en el antiguo egipto)

 

Ilustración de Peinados Griegos

 

GRECIA. Los peinados en la antigua Grecia fueron variando a lo largo de las épocas, además las tendencias diferian en función de las zonas geográficas y de las distintas clases sociales.
En Esparta por ejemplo, los niños llevaban el pelo rapado y los adultos lo llevaban largo. Mientras que en Atenas sucedia lo contrario, los niños llevaban el pelo largo, los adultos corto y los esclavos el pelo rapado.

En la época arcaica, las mujeres lucian un pelo largo, con peinados basados en elaborados trenzados alrededor de toda la cabeza. Como testimonio histórico, conservamos los frescos de la época minoica, los decorados en la cerámica, las monedas, y algunas esculturas.
En la época clásica en los peinados abundan los cabellos rizados recogidos con muchas cintas y horquillas. El uso de aceites y pomadas para fijar la forma de los peinados era también una practica bastante extendida. (+info El cabello en la Antigua Grecia)

 

Ilustración de Peinados Romanos

 

ROMA. Las mujeres romanas al igual que las griegas, llevaban el cabello largo sujetado con cintas y trenzas. Del mismo modo que en la cultura griega, evolucionaron los peinados según las épocas y clases sociales.

Las mujeres jóvenes solteras, se peinaban de forma simple, recogiendo el cabello en un moño sobre la nuca con trenzas o cola de caballo, mientrs que las casadas, en principio, lucian un peinado característico, las ‘sex crines’ (seis trenzas) , un peinado que a su vez también llevaban las ‘vestales’, sacerdotisas con un alto status en la vida social y religiosa romana.
A lo largo del imperio romano, los peinados fueron complejizandose progresivamente: sujetaban todos los cabellos con cintas sobre la nuca, llevaban varios pisos formando un peinado alto, disponían los cabellos en semicírculo con tirabuzones alrededor…
Todos estos peinados requerian postizos, agujas, redecillas y evidentemene, las manos de esclavas expertas.
Era habitual el uso de pelucas rubias y de tintes para aclarar el color de los cabellos.
El color rubio causaba sensación en ambos sexos y para conseguirlo se echaban polvo de oro, en el siglo VI AC, cuando los romanos adoptaron de los griegos la costumbre de teñirse el pelo color amarillo rojizo, consiguiendo este color con jabón caustico (espuma caustica o bátava) elaborado en base a sebo y cenizas. Era habitual también el uso de pelucas traídas desde Germania. (+info El cabello en la Antigua Roma)

Leave a Comment

*